CAESARIA

El pasado y el futuro se unen en Cesarea: la nueva ciudad está adornada con magníficas casas que datan del tiempo Romano, y la antigua ciudad ofrece a los turistas las ruinas de edificaciones únicas. Cesarea es una ciudad perfecta para los amantes de la historia romana.

Haz click en el icono para ver todos los hoteles disponibles en Cesaria en Booking.com

Cesárea es la ciudad del pasado y del futuro, de lo nuevo frente a lo antiguo. Mientras que los golfistas disfrutan de campos de golf, carreras de caballos son reenactadas en el gran hipódromo en El Parque Nacional. Mientras que los barrios modernos de Caesarea son tranquilos y serenos bajo la gloria de la arquitectura contemporánea, la antigua Cesarea es un hervidero de turistas que vienen a ver las maravillas del pasado, que fueron construidas por uno de los mayores constructores del mundo antiguo - El Rey Herodes.

En tan solo un área de 500 dunams (500000 metros cuadrados), hay restos arquitectónicos de la época Helenística (el siglo 3 BC) hasta la época de las Cruzadas (siglo 12), cuando Cesarea era una ciudad portuaria que llego a pasar muchos años como la capital de Israel. Cesárea fue dada al Rey Herodes como un regalo por Augusto César (si, ese Cesar), y lleva su nombre. En el período bizantino, Cesarea fue un importante centro cristiano. Los primeros padres del cristianismo (Orígenes y Eusebio) vivían allí y según la tradición cristiana fue aquí que el primer adorador de ídolos fue convertido - el centurión romano Cornelio.

Un recorrido por el parque nacional es como caminar a través de la historia, y el pasear entre los edificios antiguos lo deja a uno experimentar como se vivía aquí hace miles de años atrás, disfrutando de experiencias modernas también, tales como las actuaciones musicales celebradas en el hermoso Teatro Romano. Uno puede caminar a lo largo de las paredes de la ciudad y alrededor de las torres, pasear por las ruinas del castillo y los diversos templos, ver las carreras de caballos en el hipódromo, y refrescarse en playa de Cesarea, lugar lleno de naturaleza a la vez que ruinas submarinas en el parque arqueológico al lado del puerto, perfecto lugar para bucear.
Hace falta mencionar que hay mas de Caesaria que las ruinas: cafés modernos, restaurantes pintorescos y rincones románticos abundan en la ciudad, No muy lejos se encuentra el antiguo acueducto que llevaba el agua a la antigua ciudad de Cesarea, a 9 kilómetros de distancia. La ciudad está llena de actividades, incluyendo campos de golf, un spa para relajarse, hoteles de lujo, el Museo de Arte Ralli y un sitio histórico que alberga los restos de un magnífico palacio con un suelo de mosaico de aves increíbles e incrustaciones de piedras raras.