JERUSALEM: LA CIUDAD NUEVA

A mediados del siglo XIX Jerusalén comenzó a expandirse fuera de las murallas. A partir de la década de 1860 se fundaron los primeros barrios exteriores a las murallas: Mishkenot Shaananim y Mea Shearim. El primero fue erigido gracias a la donación del filántropo Moisés Montefiori, quien financió la construcción en la zona de siete molinos de viento —hoy en día quedan sólo dos—, para incentivar a los pobladores a salir de las murallas y sumarse a los nuevos barrios

QUE HACER EN JERUSALEM NUEVA      

En los ultimos años y gracias a su alcalde Nir Barakat, la ciudad nueva ha tenido un crecimiento moderno a pasos agigantados. Uno de los nuevos proyectos es el Tren Ligero (Rakevet Hakala) el cua recorre de punta a punta la ciudad, sin olvidar la ciudad vieja, por lo cual es muy recomendable utilizarlo, A las afueras de la Puerta de Jaffa se inaguro no hace mucho el centro comercial Mamilla, en el cual uno puede descubrir por su avenida decenas de cafes y tiendas, No muy lejos de ahi esta la calle Ben Yehuda, la calle "principal" de Jerusalem, donde uno puede encontrar pasatiempos para toda la familia.

Ya sea el fenomenal museo del Holocausto o el mercado de Mahane Yehuda deberían ser visitas obligatorias para todo aquel que vista esta tierra.  La mezcla de culturas de Jerusalén alcanza también a su cocina y en esta parte de nuestro viaje a Jerusalén podemos encontrar desde restaurantes étnicos, hasta antiguas cocinas, pasando por las cafeterías con más encanto de la zona. 

Natural Herbs
 

Haz click en el icono para ver todos los hoteles disponibles en la ciudad nueva de Jerusalem en Booking.com

Otras cosas indispensables en la ciudad nueva son una visita a la Suprema Corte de Justicia, donde puede uno ver un juicio en vivo y una visita a la Knesset (el parlamento). Tambien cerca del monte de los olivos se encuentra el Proyecto Arqueologico del Monte del Templo, en el cual uno mismo puede ayudar a desenterrar hhistoria milenaria, ayudando a descubrir los tesoros que han estado escondidos por miles de años, haciendo una experiencia unica para chicos y grandes.

No muy lejos de la ciudad santa hay otros lugares historicos y biblicos, como las ciudades de Bethlehem (para visitar la Tumba de Rachel), o mas al sur, Hebron, (para visitrar la Tumba de los Patriarcas, Mearat Hamachpela, pudiendo visitar a nuestras raices.

En lo que respecta a lugares historicos esta el divino Herodion, construido por Herodes El Grande para que sea su lugar de entierro.

Algunos de los barrios han conservado su encanto pintoresco original, y pasear entre las casas antiguas es un verdadero placer. Hay muchos otros sitios interesantes y únicos de diferentes épocas a lo largo de la ciudad, como Armon Hanatziv, el Museo del Holocausto Yad Vashem, el Monasterio de la Cruz, el Monasterio de Elías y el edificio de la YMCA. Entre los sitios más modernos se encuentran el Tribunal Supremo, el Museo de Israel, el Zoológico Bíblico, la Knesset, el Monte Herzl y el mercado Mahane Yehuda con su inigualable variedad de sonidos interesantes, colores, sabores y aromas.

 

Amantes de los museos estarán encantados de descubrir que Jerusalén está salpicada de decenas de museos llenos de ricas exhibiciones, como el Museo de Israel, el Museo de Historia Natural, el Museo Bloomfield de Ciencia, el Museo Rockefeller y el Museo de Arte Islámico. Realmente Jerusalem es una ciudad que hay que ver para creer.